Seguidores

miércoles, 19 de marzo de 2014

Pretty little liars 4x24

Leer crítica de Pretty little liars

¡Atención, spoilers!

Ayer se emitió en Estados Unidos el último capítulo de la cuarta temporada de Pretty little liars, el que nos anunciaban como el más revelador y el más alucinante de la serie hasta la fecha. Es más, en la promo del capítulo nos decían que usáramos el hashtag #AliTellsAll (Ali lo cuenta todo), y entre otras cosas pudimos ver a Alison (Sasha Pieterse) contándoles al resto de las pequeñas mentirosas Aria (Lucy Hale), Spencer (Troian Bellisario), Hanna (Ashley Benson) y Emily (Shay Mitchell) el comienzo de la historia de cómo desapareció, y las protagonistas con una pistola apuntando al enmascarado A, obligándole a quitarse la capucha y éste llevándose la mano a ella. Una promo que sin ninguna duda nos quitó el poco aliento que nos quedaba tras el final del episodio anterior. ¿Pero qué pasó en este final de temporada?

Para empezar, tras ir al encuentro de Ali al final del anterior capítulo, las chicas se encuentran con Noel Kahn (Brant Daugherty) que para quien no lo recuerde, que es lo más normal, fue un chico que tuvo una relación con Aria en la primera temporada. ¿Que hacía ahí? Ni idea, la única explicación la da Alison y es que él también tiene secretos. A partir de ahí, Alison empieza a contar a sus amigas todo lo ocurrido aquella noche. Una explicación que si, nos da algún que otro detalle más sobre lo que ocurrió la noche de la desaparición, pero nada más. Si a caso, nos puede servir como recordatorio de todas las posibles As con las que se han cruzado, y demostrar que todas eran inocentes. Tras cuatro temporadas llenas de giros argumentales y personajes que aparecen y desaparecen sin explicación alguna, es un detalle digno de agradecer ya que yo al menos había muchas cosas que había olvidado o liado con otras.

Mientras tanto, la familia Hastings estaba siendo interrogada en la comisaría, acusados de algo que no sabemos exactamente lo que es. Pero lo cual nos demuestra que una vez más Spencer tenía razón y su familia oculta algo. Aunque no es el padre quien lo oculta, porque él estaba casi tan engañado como su hija pequeña y es que Melissa (Torrey DeVitto) le confiesa que no fue Spencer quien mató a la chica que está en la tumba de Alison. ¿Quién fue? Pues no lo sabemos, porque eso ya se lo cuenta al oído. Sin embargo sabemos que la madre ha pedido a la mejor abogada especializada en crímenes. Pero en la comisaría no solo están los Hastings, también se encuentra allí prestando declaración CeCe Drake (Vanessa Ray) acusada del asesinato de Wilden. El cómo ha llegado a ser detenida es otro misterio que han dejado al aire, al igual de qué es lo que hay en común entre el asesinato de Wilden con el de la otra chica aún desconocida. Pero CeCe sí lo sabe, y también quién la mató. Aunque tampoco nos lo ha contado.
Lo que sí nos han contado es quién enterró viva a Alison, y como podíamos sospechar fue su madre. Pero no fue ella quién la intentó matar, solo lo vio y la enterró para proteger al asesino. ¿Porque intenta proteger al asesino de su hija? Probablemente porque será su otro hijo, Jason (Drew Van Acker). En cuanto al momento anunciado como el más emocionante de toda la serie, es también un poco falso. Llega el famoso A dispuesto a matar a Ali, pero en ese momento llega Ezra, pelean, hay un disparo, la pistola cae, Hanna la coge y le obligan a quitarse la máscara. Pero A, en lugar de caer en las amenazas, salta al edificio de enfrente y huye. Decepcionante. Sin embargo, Ezra cae herido (probablemente muerto, o eso espero porque no le soporto) debido al disparo y todas gritan desde la azotea pidiendo ayuda. Después de esto, vemos cómo alguien arrastra el cadáver de la madre de Alison y la entierra.
Total, que tenemos que esperar al 10 de junio para la quinta temporada y tener la esperanza de que nos cuenten quién es A, quien es la chica en la tumba de Alison, quién la mató, alguna otra intriga que se sacarán de la manga, y como a pesar de llevar un año desaparecida Ali va tan bien vestida y peinada como si no intentase ocultar de nadie. En definitiva, un capitulo que prometía ser el mejor de la serie y se ha quedado en uno más.

Ibai Rolando