Seguidores

viernes, 18 de abril de 2014

The amazing Spider Man 2


Ayer se estrenó en cines españoles la esperada segunda entrega del famoso trepamuros, The amazing Spiderman 2. La película, de nuevo dirigida por Marc Webb, ha vuelto a estar protagonizada por Andrew Garfield y Emma Stone como Peter Parker y Gwen Stacy respectivamente. Sin embargo, en esta ocasión también se les han unido Jaime Foxx como Max Dillon y Dane Dehaan para interpretar a Harry Osborn.

Si algo tenía a favor esta nueva entrega de Spider Man, es que no tenía el "lastre" de cómo Peter Parker se convertía en el hombre araña, ya que a pesar de que en la película anterior el comienzo no era exactamente igual al de la trilogía de Sam Raimi, la mayor parte sí por que al fin y al cabo es el cómo Peter se convierte en el superheroe, por lo que hasta la muerte del tío Ben, se nos pudo hacer algo pesada.
Sin embargo, en esta ocasión, al no tener que volver a pasar por ello, tenía una oportunidad más para sorprendernos. Y vaya si la han aprovechado, porque los 142 minutos que dura el film, nos quedaremos pegados al asiento sin necesidad de telaraña alguna. Nada más empezar, nos adentramos de golpe en la persecución de Spider Man a unos ladrones de plutonio por todo Nueva York, de tal manera que casi llega tarde a su graduación de instituto, donde Stan Lee allí sentado entre el público le señala y dice "Eh, yo conozco a ese tipo."
A partir de ahí, vemos cómo ha sido la relación entre Peter y Gwen desde que él le prometiese al padre de ella en su lecho de muerte que la dejaría para que no corriese ningún peligro. Promesa que no cumplió a pesar de lo que su conciencia le decía.

Entre los villanos de esta nueva película nos encontramos con un solitario trabajador de Oscorp, Max Dillon, invisible para todo el mundo y fanático de Spider Man al que todo el mundo mangonea. Un hombre algo inestable mentalmente, que tiene un accidente y se convierte en Electro. Gracias a la complejidad que tienen todos los personajes en esta franquicia llegamos a comprender el porqué de Electro quiere acabar con el hombre araña.
Pero si algo daba de qué hablar, era el otro villano, y es que el personaje de Dane Dehaan, Harry Osborn, iba a ser el famoso Duende Verde. Difícil lo tenía Dehaan, ya que muchos veían insuperable al Harry Osborn interpretado por James Franco en la trilogía anterior y su Duende Verde en la última, o al Duende Verde de la primera interpretado por  Willem Dafoe. Pero este nuevo Duende, ha conseguido hacerse con el papel a
la perfección, para mi gusto, mejor que Dafoe y Franco, a pesar de su corta aparición en pantalla como el Duende Verde. Y es que Dehaan contaba a favor con una espectacular caracterización de Duende y no con una simple máscara como fue el caso de Dafoe. Además, aunque no hayamos podido disfrutar mucho de este gran villano como tal, sí hemos podido disfrutar del actor interpretando a Harry, y viendo como poco a poco iba perdiendo la razón, algo entendible bajo mi punto de vista teniendo en cuenta todas las razones que tenía para ello a su alrededor. Y es que una vez más, los guionistas han hecho un gran trabajo profundizando en el personaje y su psicología, así como con el resto. Algo que se echa mucho en falta en la trilogía de Raimi donde nos encontramos con todos los personajes planos.
Pero no es solo eso, otro punto a favor que tuvo la primera entrega de The Amazing Spider Man fue sin duda la entrada en el porqué de la desaparición de los padres de Peter. A pesar de no haber entrado mucho en la cuestión, fue algo que se agradeció, y como era de suponer, en esta segunda parte nos adentramos más en ese misterio. Tanto es así, que gran parte del film está centrado en los porqués. El porqué de la desaparición, el porqué de Spider Man, e incluso el porqué de muchos secretos de Oscorp. Y aunque tal vez no se adentren mucho en lo que oculta la empresa de los Osborn, dejan la puerta abierta para la tercera parte. Al igual que con el famoso grupo de villanos Los Seis Siniestros, y es que Sony Pictures confirmó un spin-off sobre ellos, que todo parece indicar se estrenará en 2017.


En resumen, una película completamente amazing (asombrosa) gracias a las interpretaciones de todos los actores, maravillosas escenas de acción con espectaculares efectos especiales, y la gran dirección de Marc Webb. Por no hablar de la BSO que al igual que en su predecesora, ha sido perfecta. Casi dos horas y media que se disfrutan a la perfección, porque entre una trama y otra, todas perfectamente enlazadas, nos metemos de lleno en la historia.

Ibai Rolando